Arándanos: Fuente de energía

Las frutas son ideales para el correcto desarrollo de los bebes y los niños en etapa de crecimiento, en especial el arándano, el cual es una fruta diferente que se le puede ofrecer a los pequeños a partir de los 8 meses de edad, antes resulta peligroso ya que hasta los cuatro a seis meses de edad, el estómago del bebé no está listo o completamente desarrollado para manejar cualquier cosa que no sea leche materna, por lo que los médicos recomiendan esperar hasta esa edad para comenzar con alimentos sólidos.
Desde el punto de vista del nutrimento, el arándano es una magnífica fuente de energía para los bebes, ya que le brinda importantes cantidades de carbohidratos simples, vitaminas, fibra y antioxidantes, contienen vitamina C,  flavonoides, taninos y antocianinas, que son antioxidantes poderosos y protegen al cuerpo contra la inflamación y las infecciones.  
Las antocianinas en los arándanos han demostrado que aumentan los efectos de la vitamina C, mejoran la resistencia de los capilares, estabilizar el tejido conectivo en el cuerpo,  pueden ayudar a prevenir las infecciones del tracto urinario, y pueden mejorar la circulación de la sangre y proteger su corazón.
Comenzar con alimentos sólidos, como los arándanos, es una experiencia nueva para los bebes, porque experimentan sabores y texturas diferentes a la leche materna o a la fórmula habitual. Estos pueden apoyar la salud cerebral al aumentar las enzimas, por lo que crecen nuevas células nerviosas en el cerebro.
Los niños y niñas son los integrantes de la familia que mayor actividad física tienen y para poder realizar todas éstas, es necesario que requieran energía para llevarlas a cabo. Por ello, es importante que desde la infancia se les proporcione los alimentos correctos para obtener la energía necesaria para sus actividades del día a día, como estudiar, correr, jugar, etc. El arándano es rico en potasio, lo que le permite mantenerlo bien hidratado y a recuperar los electrolitos perdidos por la sudoración.  
Un alimento rico en fibra ayuda el niño a tener una correcta digestión, una importante fuente de antioxidantes aportarán al pequeño a defenderse de agentes infecciosos, bacterias y virus de todo tipo. Gracias a su poder antioxidante, otro de sus grandes beneficios, ayuda a la piel del niño a resistir los daños causados por la exposición a los rayos UV del sol.

Bibliografía:

  • G. (s. f.). Beneficios de los arándanos para los bebés. Cosas de bebes. https://www.cosasdebebes.com/beneficios-de-los-arandanos-para-los-bebes/
  • G. (s. f.-b). Los beneficios del arándano en los niños. Padres e Hijos. https://www.cosasdebebes.com/5-o-10-tratamientos-homeopaticos-durante-el-embarazo/
  • Riviego, C. (2017, 3 mayo). Qué frutas puede tomar el bebé antes de los 2 años. Guiainfantil.com. https://www.guiainfantil.com/articulos/alimentacion/bebes/que-frutas-puede-tomar-el-bebe-antes-de-los-2-anos/
  • Esteban, E. (2017, 6 junio). Desarrollo del bebé mes a mes. Guíainfantil.com. https://www.guiainfantil.com/educacion/desarrollo/bebealnino.htm

Tags: , , , ,

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Tienes alguna duda?